Historia

Manuel Garrido Otero, él tatarabuelo de los hermanos Garrido, levantó un pequeño galpón de unos 100 metros cuadrados cerca del puerto del Grove, en el incluso lugar donde hoy se yergue una nave más amplia.

Las dornas, chalanas, chalupas y gamelas fueron las primeras embarcaciones construidas en el taller. Allí el bisabuelo de los carpinteros actuales, José Garrido Moldes, junto con su primo, José Garrido Carrera y sus dos hijos Ramón y Manuel Garrido Álvarez, construyeron embarcaciones gallegas tradicionales como las dornas y dos motoras de 22 m de longitud que se llamaban “María” y “Rosita”.


 

La siguiente generación, aquella del abuelo Manuel Garrido Álvarez, se hizo cargo de la carpintería de ribera durante los años 30, construyendo barcos como el Voltaire, una embarcación tradicional de 14 m de eslora para la pesca de la sardina, dotada de un motor auxiliar de gasolina. Otros ejemplos de construcciones fueron los motoras como “El’Meco” construido en 1936.

 


Durante los años 60 y tras la jubilación del abuelo Manuel, el padre de los hermanos Garrido, José Garrido Vidal, tomó las riendas del negocio familiar.

Durante aquella época se construyeron las primeras mejilloneras. Este tipo de trabajo no era tan complicado teniendo en cuenta las destrezas de los carpinteros de ribera, pero les ayudó a superar este período complicado.

 

 

 

Los hermanos Garrido son cuatro, uno de ellos y químico, pero los otros tres, Pepe, Carlos y Fabián, continúan hoy en día con la actividad familiar en el incluso lugar donde muchos años atrás el tatarabuelo fundara el astillero.

 

En el año 2002 recibimos la visita de la S.M. el Rey de España, Juan Carlos Primero, para conocer el estado de los trabajos de los galeones Silma y Sanxenxo.